¿Qué son los soportes en el análisis técnico?

Cuando hablamos de soportes nos estamos refiriendo a nivel de precios que es muy importante para realizar cualquier clase de operaciones en renta variable. Tanto en lo que se refiere a formalizar las compras, como en las ventas, indistintamente. No en vano, es la zona de cotización que está por debajo de los precios actuales de un valor bursátil, y en la que normalmente los inversores esperan que las compras emerjan con fuerza con respecto a las ventas.

Pero no siempre es así, ni mucho menos, y es entonces cuando sus precios se ven envueltos en una espiral bajista que puede llevar a las acciones a unos niveles de precios muchos más bajos que hasta entonces. Por este preciso motivo, los soportes pueden ser objeto de varias estrategias en la inversión por parte de los usuarios bursátiles. Con connotaciones completamente diferentes en cada caso, tal y como se va a comprobar a continuación, pero que dará una serie de pautas muy claras sobre lo que debe hacerse en cada situación.

Rotura de los soportes

La rotura de los soportes sucede cuando las ventas se imponen claramente sobre las compras y se vulnera, con claridad, una zona de precios que hacía de contención hacia posibles bajadas en los precios de la acción. En este escenario, por otro lado muy frecuente, no quedará otro remedio que deshacer las posiciones en bolsa rápidamente y de esta manera evitar depreciaciones en el valor o activo financiero. Siempre podrán comprarse más abajo y por un precio más asequible para todos los ahorradores. En efecto, la implicación bajista de esta rotura es más que relevante y hasta podría buscar nuevos soportes que tendrán en su recorrido. Cuando se produce este movimiento por supuesto que deberá uno abstenerse de realizar compras.

Detención de las bajadas

El otro escenario del que son objeto los soportes se desarrolla cuando sirven como punto de inflexión para continuar con las subidas. Es la zona de precios donde se detiene la depreciación de los títulos, con un efecto totalmente contrario al caso anterior. Es decir, la respuesta de los valores es siempre positiva, con alzas generalizadas durante las próximas sesiones bursátiles. Es muy fácil aprovecharse de estos movimientos porque indicarán la señal para realizar compras en los activos financieros que atraviesan por esta circunstancia.

Hay muy poco margen para equivocarse, ya que se desarrolla con una evidente acumulación de títulos. En este caso, por otra parte, no pueden venderse las acciones, ya que se estaría perdiendo una excelente oportunidad para rentabilizar los ahorros. El movimiento más habitual es una estabilización en sus precios o incluso la búsqueda de la siguiente resistencia para afrontar precios más altos en su cotización.

Empezá a invertir en Wall Street

Descargá la guía para saber todo lo que necesitas para empezar a invertir en la bolsa de Estados Unidos desde Argentina