skip to Main Content

Los disparadores que interfieren en nuestros trades

Por Brett Steenbarger*

Uno de los temas que surgió ayer en mi taller de psicología de trading fue cuántos problemas aparecen como ciclos repetitivos. Muy frecuentemente, un trader no tiene diez problemas. más bien, tiene un problema, que se repite de diez maneras, en diez circunstancias distintas. Cuando actuamos como nuestros propios coach de trading aprendemos a reconocer estos patrones en tiempo real, los interrumpimos, y buscamos llegar a un final diferente. El objetivo inicial no es dejar atrás el patrón —algo que suele llevar tiempo porque tenemos ese patrón de conducta incorporado— si no que nos enfcamos en mejorar y mejorar reconociendo y eliminando el patrón que sabotea nuestros trades.

Esto quiere decir que, cuando un patrón ocurre, es más importante enfocarnos en nosotros mismos que en nuestro trading. Si uno de nuestros patrones se gatillla, es probable que el trade que perdamos sea un mal trade. No podemos cambiar un patrón a no ser que primero lo interrumpamos. Hacer una pausa temporal para desarmar un patrón nos da un mayor control sobre cómo pensamos y cómo respondemos ante los mercados. Cada vez que interrumpimos el ciclo del mal trading, reforzamos nuestros músuculos mentales y se nos hace más facil romper esos patrones la próxima vez.

Accedé al Radar de Acciones

Descubrí oportunidades de alta probabilidad y participá de la comunidad de traders.
Más información

Estos son cuatro patrones que surgieron en nuestro taller:

  • Ganamos dinero, nos excitamos y ponemos optimistas en exceso, tomamos riesgos en niveles inapropiados, y luego debemos soportar las pérdidas.
  • Perdemos dinero en un trade o vemos como disminuye nuestra cuenta comitente, nos frustramos y comenzamos a abrir trades marginales con el objetivo de recueprar el dinero.
  • Perdemos dinero en una baja, nos ponemos negativos y pesimistas, y luego perdemos oportunidades que aparecen después.
  • Ganamos dinero, pensamos de forma perfeccionista que debíamos haber ganado aún más, y luego agregamos a nuestra posición en precios desaconsejables o abrimos posiciones para poder hacer esa diferencia.

Noten como cada situación tiene un evento disparador, un conjunto de pensamientos y sentimientos gatillados por ese evento y luego nuestra conducta es manejada por esos pensamientos y sentimientos. Atención plena — mindfulness — quiere decir que estamos a la expectativa de esos pensamientos y sentimientos, así podemos calmarnos y concentrarnos antes de abrir nuestro próximo trade.

Cuando realmente conocemos esos patrones, estamos en una mejor posición para anticiparnos a ellos y hacer una saludable pausa antes de volver al mercado.

Traducido por IchimokuFibonacci.com

*Publicado originalmente en TraderFeed el 27 de febrero de 2017

Back To Top